Cultivo Vertical

 

El cultivo vertical de vegetales o determinado tipo de hierbas o frutas se está popularizando en las ciudades debido al alto rendimiento que producen por metro cuadrado, la calidad de los cultivos, la seguridad que demandan los consumidores y, el valor nutricional que tienen estos cultivos debido a que no se pierden por el camino del campo a la ciudad como tradicionalmente estamos acostumbrados. 

Al cultivarse en las ciudades y maximizar el espacio de cultivos, se pueden sacar grandes cosechas acortando los días de producción debido al ambiente controlado, el tipo de cultivo, hidropónico por lo general, y al tipo de luz artificial, que por lo general es LED. 

Gracias a la tecnología LED, se ha podido aumentar el rendimiento PAR y reducir el consumo energético frente a los tubos fluorescentes tradicionales ya que lo que se hacía antiguamente con un tubo de 58W fluorescente, ahora se puede hacer con uno de 32W, reduciendo drásticamente el consumo energético y aumentando sustancialmente el PPFD. 

También gracias a la tecnología LED, se ha podido incorporar chips con UV, FR o IR para aumentar las eficiencias o modificar los fitocromos, acortando los días de producción y mejorando organolépticamente al cultivo, aportando mayor cantidad de metabolitos secundarios como por ejemplo las antocianinas o los terpenos. 

También gracias a la tecnología LED, este tipo de producto (tubos) se han podido alargar la vida útil de los mismos de 20.000h de los antiguos fluorescentes a las 50.000-85.000h de los tubos LED actuales, al igual que reduciendo el peligro de explosión y contaminación de los cultivos si hubiese algún accidente humano o sobrecarga del sistema de alimentación. Los LED no explotan y no contienen mercurio ni otras sustancias químicas peligrosas para el ser humano o para el cultivo, por lo que podemos decir que es una tecnología segura y eficiente.