Cultivo Medicinal

 

El cultivo de plantas medicinal a nivel mundial está creciendo de manera exponencial y, en la Unión Europea, aunque sea más lento, se están sumando cada vez más países donde se hacen leyes a favor del cultivo, exportación/importación y consumo para pacientes o consumidores recreacionales.

En España, todavía, hay leyes bastante restrictivas pero cada año se conceden licencias a empresas que garantizan el cultivo de forma profesional y especializada sobre todo enfocado al sector farmacéutico pero, su venta en el interior del país, todavía está prohibida por lo que las licencias que se conceden son para investigación científica o cultivo y exportación a terceros países, no para el mercado interno. 

Para que estos países acepten el producto, el productor tiene que tener al menos tres licencias de calidad que son:

  • GMP (Good Manufacturing Practice) 
  • GACP (Good Agricultural and Collection Practices)
  • GDP (Good Distribution Practices)

Al tener un standard muy alto en cultivos médicos, los productores tiene que producir en ambientes controlados, preferiblemente en interior de edificios o invernaderos controlados y herméticos, para reducir los riesgos de posibles plagas (por lo tanto aplicación de pesticidas/herbicidas), control de temperatura/humedad y, control lumínico que muchas veces es un problema en determinadas estaciones del año donde la luz es escasa o nula y, la temperatura ambiental no permite el crecimiento ni floración, por lo que buscan soluciones tecnológicas que den alta radiación PAR con el mínimo consumo, por lo que cada vez, es más popular la tecnología LED dentro de estos cultivos. 

Ventajas de la tecnología LED para cultivos medicinales/farmacéuticos en ambiente controlado

Podemos destacar: 

  • Alto rendimiento PAR (umol/J) por Watt. 
  • 40-30% menos de consumo energético comparado con HID/HPS (600W LED = 1000W HPS).
  • Luminarias programables electrónicamente.
  • No contienen productos contaminantes (mercurio, gases…).
  • No tienen riesgo de explosión, por lo que quitan el riesgo de contaminar el cultivo (proyección de sustancias peligrosas, cristal del bulbo y restos metálicos).
  • No necesitan precalentamiento, ON/OFF instantáneo.
  • Productos versátiles y robustos.
  • Producen un 70% menos de calor que HPS/HID por lo que se ahorra en consumo de equipos de climatización.
  • El 100% de luz producida es aprovechada por el cultivo.
  • Los espectros pueden ser fijos o programables dependiendo del modelo de luminaria y marca. 
  • Mayor producción de cannabinoides, flavonoides, terpenoides.
  • Mayor producción gr/w. 
  • Se pueden programar tratamientos especiales como EOD/EON o añadir UV/FR para incrementar la producción de metabolitos secundarios.